domingo, 9 de enero de 2011

London (III) - Citizen

Aunque ya ha pasado un mes de esto, voy a continuar la crónica en orden cronológico, es decir, continuando donde lo dejé (la tercera semana de Noviembre).



La tercera semana, a la hora de almorzar, me compraba un bocadillo en The Sandwich Shop y me visitaba una sala del Museo de Historia Natural.


El Lunes dinosaurios, el Martes artrópodos, el Miércoles aves, ...

video




El jueves salí a tomar una cerveza con los compañeros. En los pubs, con el ruido tengo que estar muy concentrado para enterarme de algunos acentos, pero todos ponen de su parte para que los entienda.


Y así llegó el fin de semana. El sábado tocaban sitios clásicos:

Camden Town. Si venís a Londres un solo día hay que pasar por aquí. Los escaparates son obras de arte, la música, los puestos, la comida, las tribus urbanas ... un sitio como no creo que haya otro en el mundo.



Siguiendo por el canal llegué hasta Primrose Hill, una colina que tiene una vista magnífica y que está al lado del Zoo. En el canal vive gente en barcos muy pintorescos perfectamente acondicionados.



Bajé por Regent's Park, donde me sorprendió a cientos de chavales jugando al fútbol. El parque está habiltado con unas 20-30 pistas de fútbol con cesped y porterías, totalmente libre, para que la gente juegue. Me entraron ganas de acercarme y preguntar si faltaba alguien, pero el esguince no me iba a dejar y además no iba vestido para jugar.


video

Aparecí en Baker Street, donde no logré encontrar el Museo de Sherlock Holmes. Bajando, pasé Marble Arch y entré a Hyde Park por el Speaker's Corner. En el otro extremo del parque había una feria con motivos navideños, así que me acerqué a probar un chocolate caliente. Qué bien entró.



Ya anocheciendo llegué a Buckingham Palace, donde todos los turistas curiosos espian a los guardias.


Como aún no estaba cansado, subí a Picadilly Circus, otro de los iconos del Londres moderno. La zona (Regent y Oxford Street) estaba abarrotada de gente por las compras navideñas.


video


El Domingo lo pasé estudiando excepto un ratillo que me acerqué a Parliament Hill, el sitio donde había visto el atardecer anteriormente, para deambular por el bosque que tiene a la espalda. Un bosque en plena ciudad.



video

Al final hay una colina con una mansión, que ahora hace de museo, pero que antaño era la vivienda del dueño de estos terrenos.


Con esto prácticamente ya conocía las cosas más famosas de Londres. La mayoría de ellas ya la había visto en mi visita hace 10 años, pero salvo pinceladas no me acordaba. El recorrido de este fin de semana conformaría buena parte de lo que propuse a los que me visitaron en las semanas siguientes.

4 comentarios:

  1. Candem Town, es el barrio punki, no?

    :) Kisses

    ResponderEliminar
  2. No sabría definirlo, pero sí, más o menos. Por la noche las tiendas guardan la ropa y los piercings y se convierten en bares, una rallada.

    ResponderEliminar
  3. Que feo es Londres no?? Madre mía y yo iendome a correr al parque de la plata que el otro día pasaba x al aldo de la casa que hay ahí y toma ambiente de porros...en fín, pásalo bien que ya te queda poco ;)

    ResponderEliminar
  4. Bueno de "punkis" porque según me cuenta mi amigo, hay allí unos super punkis de estos a lo antiguo, con la super cresta de color, pa q le eches fotos, pero te piden dinero!!!! :O
    vaya punkis...

    ResponderEliminar